Sede actual

Ministerio de Educación GCBA - Universidad Nacional de Luján

Sede temporaria: Cátulo Castillo 2750. Ciudad de Buenos Aires.

museodelasescuelas@bue.edu.ar

25/5/13

Catálogo Participativo: Enseñanza de las Ciencias Naturales

A fines del siglo XIX las aulas comenzaron a poblarse de láminas y las escuelas con museos escolares en armarios o vitrinas como se ve en la foto. Estaban formados con diversas colecciones de anatomía, zoología, botánica y mineralogía. Era un recurso didáctico para aplicar el método llamado Intuitivo de Pestalozzi, que le daba importancia a los sentidos por lo que había que observar, describir y clasificar objetos. Este pensamiento se articuló con el discurso positivista al incorporar las ciencias naturales en los programas de estudio junto a la noción de un conocimiento objetivo mediante la experimentación para llegar a verdades absolutas.
A partir de la década de 1920, el Movimiento de Escuela Nueva comenzó a difundir la idea de que en el aprendizaje los estudiantes debían tomar contacto directo con el mundo natural, proponiendo estimular la experimentación y la participación activa del niño. Observar el interior de un animal, fraccionar minerales, construir aparatos de demostración, manejar el microscopio, construir jaulas, acuarios, insectarios, fueron las prácticas más utilizadas por algunos maestros.
A partir de las décadas de 1970/80 cambió el concepto de Reinos de la Naturaleza (animal, vegetal y mineral) y la biología moderna enfatizó el estudio de los seres vivos en su medioambiente, antes que el estudio de los seres sacrificados o preservados.
Cuando las posibilidades técnicas permitieron el uso intensivo de material audiovisual y la ampliación del acceso a internet, los animales disecados, las láminas, los modelos, comenzaron a formar parte de otro tipo de Museo, ya no un recurso didáctico para la enseñanza de las ciencias sino como patrimonio de museos históricos sobre la educación.

Ayudanos a completar nuestro catálogo contándonos cómo te enseñaron en la escuela sobre la vida de los animales. ¿Qué materiales usaste? ¿Animales disecados, vivos, láminas, material audiovisual, modelos? ¿Qué experiencias recordás de esas prácticas?






El pingüino que vemos en esta imagen fue disecado 
con el objetivo de conservarlo para un posterior uso, 
darle apariencia de vivo, permitir su estudio y su exposición.
La conservación de los animales mediante un proceso llamado taxidermia, requiere de varios pasos como el desvicerado, el disecado a través de fórmulas compuestas de diferentes sustancias, la construcción de un armazón en alambre, el relleno con diferentes materiales, etc.










Seguro te preguntarás ¿por qué un yacaré y un pingüino forman parte de la colección del Museo de las Escuelas? Estas piezas forman parte del patrimonio del museo porque fueron utilizadas en la escuela primaria para la enseñanza de la zoología.



Recipientes esféricos de vidrio con pie de madera para la preservación de especies en formol.

Lámina en papel entelado. “Los músculos” perteneciente a la serie” El Cuerpo Humano”
Cuadro Nº II. Mide 100 x 72 centímetros.
Los autores son el Dr. Alberto Fesquet y el Prof. Donato Proietto. Editada por Kapelusz S.A. Bs As (c. 1946)
Diapositivas. “El mar” de la serie “Cuentos en imagen y sonido para recrear y aprender”.
La caja cuenta con 48 diapositivas, un libro y un disco vinilo. OMAVA - Organización de Medios Audiovisuales Aplicados.
Material didáctico para el nivel inicial y primario. (c.1972)
Lámina en papel entelado. Familia Papaverácea. Amapola y Celidonia.
Mide 95 x 68 centímetros.
El autor es el Prof. P. Manfredi y está editado por Antonio Vallardi Editore, Officine Grafiche A. Vallardi – Milano.
Fue importada por la Editorial Vallardi Americana (Corrientes 525, 8° piso)

Lámina en papel entelado. “Mineralogía y Paleontología” perteneciente a la serie “Ilustraciones de Historia Natural de Jhonston. Cuadro N°7. Mide 128 x 110 centímetros. El autor es el Catedrático C. Gilbert Wheeler de la Universidad de Chicago, EEUU. Fue editado por W. y A. K. Johnston Ltd., Edimburgo, Escocia y publicado en la Argentina por Ángel Estrada y Cía., “único agente de Johnston en las Repúblicas del Plata”.


“Sapo argentino o sapo grande (Rhinella arenarum)”, pertenece a la especie de anfibio anuro de Sudamérica.
Mide 15 centímetros, presenta un dorso de color marrón verdoso con verrugas.
Fue utilizado en un Museo escolar de una escuela de Capital Federal.


No hay comentarios: